martes, 17 de abril de 2012

Rosas diferentes


Falta muy poco para el 23 de Abril, día internacional del libro.
 
En Cataluña nosotros celebramos Sant Jordi, una tradición que data de muchos siglos atrás, dónde a la mujer se le regala una rosa y al hombre un libro. (Aunque a mí también me gusta que me regalen un libro!!!).
 
Esta tradición surgió de una Leyenda:
 
Cuenta la leyenda que la ciudad de Montblanc vivía atemorizada por un gran dragón que asustaba a todos y causaba daños entre la población y los animales.
Para tranquilizarlo, los habitantes de Montblanc acordaron dar al dragón una persona en sacrificio y para ello, todos los días se realizaba un sorteo en el que salía elegida la persona que debía ser entregada al dragón.
Uno de esos días la mala suerte le tocó a la hija del rey. Ella era una mujer joven y bella muy admirada por los habitantes del pueblo, en especial por su padre quien se resistía a entregarla en sacrificio. Al ver el sufrimiento del rey muchos ciudadanos se ofrecieron para reemplazar a la princesa, pero el rey se negaba a que otros tuvieran que pagar por la suerte de su hija. Además, él era consciente de que su hija hacía parte del pueblo y por tanto debía seguir las normas que hasta el momento se habían pactado. La princesa abandonó la ciudad. Caminado sin prisa en dirección hacia el gran dragón, la princesa se detenía algunos instantes para mirar su pueblo con gran tristeza y resignación. De pronto, cuando menos lo esperaba, apareció un joven caballero con armadura montado sobre un caballo blanco. Al verlo, la princesa le informó de los peligros que podía sufrir estando en ese lugar, pero el caballero se negó a abandonarla y le dijo que él estaba allí para salvarla a ella y a todos los habitantes del pueblo. Este caballero llamado Sant Jordi, se enfrentó al dragón tan pronto este apareció. Libraron una gran batalla hasta que el caballero le incrustó una gran lanza al dragón. De la sangre que derramó el dragón nació un hermoso rosal que Sant Jordi entregó a la princesa después de haber ganado la batalla.

Os traigo formas diferentes y originales de regalar una rosa para celebrar este día tan bonito:

1. En forma de dulce.

Galletas. 
 
Muffins. 

2. Hecho a mano.

Rompecabezas.

Flor de plastilina.



3. Complementos de baño.

Esponja.

Jabones.

4. La rosa natural y para mí la mejor forma de regalar una rosa.



¿Y a vosotr@s cual os gusta más? 

Feliz semana

9 comentarios:

  1. a mi hace 3 o 4 años mi marido me regaló una rosa de jabón que olía de muerte, me encantó!

    este año ya me ha regalado por adelantado un libro así que espero que el día 23 no se olvide de mi rosita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roser seguro que no se olvida!!!!muakks

      Eliminar
  2. crec que faré roses de fimo per tota la família!

    ResponderEliminar
  3. Es uno de mis días preferidos para pasear por el centro de Barcelona.
    Ver los puestecitos de rosas y libros es genial :)
    Pero lo mejor de todo es q se respira mucho amor en el ambiente y eso me encanta!!! :)

    ResponderEliminar
  4. Hace dos años compré una tableta de chocolate con sabor a rosas. Tenía un envoltorio muy chulo y el chocolate era de color rosa pero la pena es que el sabor era (por decirlo de alguna manera) extraño...

    así que este año intentaré hacer algo de ganchillo :P

    ResponderEliminar
  5. Molen molt! a fer coses diferents s'ha dit!
    Petons

    ResponderEliminar
  6. a mi la de caramelo que me compra siempre mi mami

    ResponderEliminar